lunes, 18 de septiembre de 2017


    A estos españoles no hay quien les entienda. A todo lo llaman corrupción.

No entienden que un país que viene de la terrible crisis que nos dejó Zapatero, no todo el mundo puede hacerse rico así, de la noche a la mañana.


   Son unos envidiosos. Todos quieren ser ricos a la vez. No, hombre, no. Primero unos; y después, poquito a poco, despacito, ya irá llegando la riqueza para todos. ¿O es que creen que en España se puede hacer todo el mundo millonario de sopetón? Se empieza con uno, dos, después cincuenta, doscientos y así sucesivamente...hasta enriquecer todo el partido. Después los otros, ¡claro que sí!

Con paciencia por los siglos de los siglos, háganme caso a mi: todo irá llegando.